POLÍTICA | NOTICIA FECHA: 17/11/2022
MIENTRAS EL PEQUEÑO CIRO ESPERA UNA RESPUESTA

CABA aprobó el acompañamiento a niños con Altas Capacidades Intelectuales

CABA aprobó el acompañamiento a niños con Altas Capacidades Intelectuales

Gracias a una iniciativa impulsada por la legisladora de Republicanos Unidos (RU) Marina Kienast, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó con 37 votos a favor y 23 en contra, un proyecto para facilitar la promoción de niños con altas capacidades intelectuales, en las escuelas primarias y secundarias de Ciudad de Buenos Aires.

Se trata del “Programa Educativo de Aceleración para Alumnos con Altas Capacidades Intelectuales”, cuya autoridad de aplicación tendrá, entre otras tareas: elaborar junto a instituciones que se especialicen en esta temática, cursos de formación docente de carácter obligatorio para el abordaje programático; y ayudar a la detección temprana y al acompañamiento de los menores que estén en condiciones de acceder a la aceleración, así como también a aquellos que ya hayan accedido a la misma o que, a pesar de cumplir con las condiciones, decidan no hacerlo.

LEY BENJAMÍN Y EL CASO DE CIRO, EL PEQUEÑO ROSALEÑO

EL ROSALENIO publicó el pasado 5 de septiembre una nota sobre el pequeño rosaleño que aguarda la sanción de una ley, o bien que la justicia se digne y defina su condición escolar.

La nota menciona que desde el 2021, una familia rosaleña espera para que Ciro pueda satisfacer sus necesidades educativas especiales, y pueda hacer uso del derecho de todo niño: el acceso a la educación.

A nivel nacional son varias las familias que esperan que haya una norma que contenga a los niños con estas capacidades intelectuales.

Una de las ONG, Abrazo Arcoiris, que trabaja, acompaña y apoya a las familias de niños, niñas y adolescentes con ACI, lanzó, el pasado 10 de agosto en el marco del "Día Internacional delos niños con Sobredotación", una intensa campaña de concientización e información sobre 'niños con emociones intensas y mentes inquietas' que justamente promueve difundir sobre esta condición.

Ciro Rubio, vive en nuestra ciudad, tiene 7 años, es el menor de cuatro hermanos y, actualmente cursa 2º grado en la Escuela Nº 9. Inició su nivel primario en el 2021 y cursando su primer grado, fue allí donde comenzaron los problemas y el camino hacia un diagnóstico de Altas Capacidades Intelectuales.

Ciro, además, asiste a clases de inglés en un instituto local y le encanta pasar mucho tiempo en el Club Rosario Puerto Belgrano, donde luce los colores tricolores cada fin de semana junto a sus amigos.

En abril del 2021, fue diagnosticado por una especialista como un niño con talento académico, por lo tanto, presenta necesidades educativas especiales. Ciro, tiene múltiples potencialidades, facilidad para aprender las matemáticas, alto razonamiento cuantitativo, poder de abstracción e inteligencia rica, reza un informe de la profesional.

“Esos talentos que aparentan ser una ventaja, muchas veces se convierte en una pesadilla. Se aburren en la escuela, y todos los días busca una excusa para no ir, por lo que somatiza con dolores de panza o dolores de cabeza” cuenta Patricia su mamá a la redacción de El Rosalenio.

Los niños que atraviesan por un diagnóstico de Altas Capacidades Intelectuales, tienen necesidades distintas, logran interrelacionar conceptos con mucha facilidad, tienen vasta memoria, y eso genera que el ritmo de las clases les resulte demasiado lento. Por lo que para ellos tener que repetir una y otra vez lo que ya aprendió, “es feo y se les hace aburrido. Además sería necesaria la figura de una docente o acompañante para facilitar el trabajo escolar en aula, tanto a la docente como para él y su desempeño e interés” describe Patricia.

Además, suele traer algunos problemas a veces extremos, los que se sienten "distintos" a sus pares y deciden mimetizarse con ellos, ocultando lo que saben, apuntan los profesionales.

De esta manera y en ese contexto, Ciro hace varios días que no asiste a la institución educativa, lo que conlleva a tener “una preocupación más latente, ya que la ley de protección de los derechos de los niños/as y adolescentes – Ley 26.061- establece que tanto las autoridades educativas como jurisdiccionales de educación, tienen o deberían que pensar en el bienestar del menor y en las consecuencias negativas, sino se interviene dándole una educación adaptada a sus necesidades intelectuales”, indicó el abogado que lleva la causa, Luciano Fratti.

En este sentido, el letrado agregó que el proceso de amparo de Ciro, se inició en los juzgados de Bahía Blanca. Por sorteo, cayó en el Juzgado Correccional Nº 2. El mismo se declaró incompetente manifestando que el domicilio de los padres está en Punta Alta, por lo tanto, correspondía a Coronel Rosales tratar este tema. Al regresar al juzgado de nuestro distrito, también se declaró incompetente. Debido a ello, se determinó que el proceso debía resolverse en la Suprema Corte de Justicia.

En este escenario, la familia de Ciro recibió una respuesta de la SCJ quien advirtió que la resolución deberá brindarla, inmediatamente, el Juzgado Correccional 2 de Bahía Blanca. De haber sentencia favorable, lo que resultaría es que Ciro pueda saltear segundo grado y pasar a tercero, por su condición de altas capacidades intelectuales.

Mientras la familia de Ciro espera por una resolución de la justicia, en la cámara de Diputados bonaerenses se trabaja en la comisión de educación para modificar y darle un marco integral aún mayor a niños de la provincia que atraviesen por esta condición.

LEY BENJAMÍN

La provincia de Buenos Aires busca que, la Cámara de Diputados, apruebe la ley.

La misma, que ingresó en agosto de este año, y ya tiene estado parlamentario, es la primera que busca atender a chicos con altas capacidades e incluso permitirles saltear cursos.

Lleva el nombre de Benjamín, por la historia del niño que fue diagnosticado como superdotado, y que, luego de haber cursado medio año de tercer grado, el ministerio de Educación bonaerense lo obligó a repetir, a hacer de nuevo segundo grado, pese a que había aprobado todas las materias.

Ahora un proyecto de ley lleva su nombre y pretende evitar que otros chicos, como el puntaltense Ciro Rubio, atraviesen situaciones similares.

Desde El Rosalenio conversamos con e l autor del proyecto, el Diputado provincial por la Octava Sección. Claudio Frangul, quien indicó: “Trabajamos con la familia de Benjamín, y con ONG que abordan el tema y contienen a las familias mientras, en muchos casos, la justicia de expide. En Buenos Aires hay un universo de 5 millones de niños escolarizados en todos los niveles. Se estima que un 2% de los niños son detectados con ACI (Altas Capacidades Intelectuales), de esta manera, hay 100 mil chicos, en Buenos Aires, que necesitan ser atendidos, contenidos y su derecho a la educación, garantizado. Sobre los antecedentes, más allá de la provincia de Jujuy, ninguna otra contiene ni acompaña a las familias de niños en esta condición”.

Para finalizar, el diputado provincial se mostró accesible a conversar y a ayudar a la familia del puntaltense Ciro Rubio para sumarlos en el trabajo de la ley, y de las reuniones con ONGS o padres de otros niños ACI, para entre todos llegar a buen puerto.

FUENTE: Parlamentario Y El Rosalenio
?>

© 2006 - 2023 DESARROLLADO POR DATTAWEB24.COM.AR - PUNTA ALTA
SE PERMITE LA UTILIZACIÓN TOTAL O PARCIAL DE LOS ARTÍCULOS SÓLO CITANDO LA FUENTE
BERNARDO DE IRIGOYEN 774 - 8109 - PUNTA ALTA
elrosalenio@elrosalenio.com.ar