NACIONALES | NOTICIA FECHA: 01/01/2021
Lo dijo Alberto Fernández

Si el relajamiento sigue, las fuerzas de seguridad saldrán a la calle para disipar a la gente“

El Presidente anticipó que, tras el fin de año, harán un seguimiento semanal de la situación. Descartó el toque de queda, pero habló de un “toque sanitario”.

Si el relajamiento sigue, las fuerzas de seguridad saldrán a la calle para disipar a la gente“

Luego de reunirse con Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta, el presidente Alberto Fernández advirtió este jueves que evalúa que las fuerzas de seguridad salgan a la calle "para disipar a la gente" ante el aumento de contagios de coronavirus y anticipó que harán un "seguimiento semanal" de la situación. De todas formas, descartó la posibilidad de aplicar un "toque de queda", como sucede en algunos países de europa, aunque habló de un posible "toque sanitario".

"Tomamos la decisión de volver a juntarnos la semana que viene, hacer un seguimiento semanal, dejar pasar el 31. Y si vemos que la situación no afloja y el relajamiento sigue, ver cómo las fuerzas de seguridad empiezan a actuar en las calles para disipar a la gente y para impedir que esas aglomeraciones ocurran", aseguró.

En declaraciones a Radio 10, el mandatario aseguró que con Larreta y Kicillof tienen la sensación de que "diciembre fue un mes de mucho relajamiento que llevó a reuniones sociales y que posibilitó que hubieran marchas en Buenos Aires, por distintos motivos", y mostró preocupación con lo que, dijo, vio en la noche del 24 de diciembre.

"Chicos jóvenes que se reúnen en las plazas sin barbijos, con música a todo lo que da, y como tienen los boliches cerrados, terminan en las plazas hacinados. Y la existencia de las fiestas clandestinas que se promueven por las redes sociales. Todo eso es caldo de cultivo para el virus y es algo a lo que le tenemos que prestar atención porque es algo muy peligroso", subrayó.

El claro aumento de casos de coronavirus de las últimas semanas volvió a juntar a Fernández con Kicillof y Larreta, que se reunieron en la tarde del miércoles en Olivos. Allí, analizaron la posibilidad de retomar algunas restricciones en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) si los casos positivos siguen en aumento.

Los más de 4.000 contagios diarios en en la Provincia y los más de mil en la Ciudad, que se registraron el martes y el miércoles, sirvieron para revitalizar el diálogo. El encuentro en la residencia de Olivos se gestó este mismo viernes. Comenzó a las 16 y duró poco más de 25 minutos. Fernández, Kicillof y Rodríguez Larreta compartieron el diagnóstico de preocupación y señalaron la necesidad de que la sociedad extreme cuidados.

De todas formas, Fernández descartó la posibilidad de aplicar el toque de queda porque "es algo denso para la Argentina", aunque habló de un "toque sanitario" que, dijo, "sirvió en algunas provincias".

"No estoy hablando de un toque de queda, lo tenemos que ver. Pero tan solo teniendo oficiales de las fuerzas de seguridad caminando por las plazas o viendo dónde hay aglomeraciones de gente y diciendo ‘circulen, circulen’, con eso alcanza. El toque de queda es algo muy denso en la Argentina. Lo que ha servido en algunas provincias es el llamado ‘toque sanitario’ que es que, a partir de determinada hora, no se puede circular en la calle y que, si las fuerzas de seguridad te ven caminando por la calle, te agarran y te llevan a tu casa", explicó.

El Presidente también aseguró que "el toque de queda en Europa funciona porque la aglomeración y la distención de la gente viene en horas de la noche, que es cuando se juntan a cenar, a tomar una copa. Por eso lo hacen así. Durante el día, el control de los ciudadanos sigue siendo un poco mejor, la gente anda con barbijo, está más prevenida".

Fernández puntualizó en la situación de Mar del Plata, que tuvo un fuerte incremento de casos justo antes del inicio de la temporada de verano. "No la está pasando bien. Vamos a dejar pasar fin de año y a partir de la semana que viene vamos a mirar con lupa a ver cómo resolvemos esto", explicó.
La polémica por las vacunas

Durante la extensa entrevista, Fernández también habló de la llegada de las vacunas a la Argentina, volvió a explicar por qué el Gobierno aún no alcanzó un acuerdo con Pfizer y cuestionó a quienes ponen reparos por la Sputnik V desarrollada por Rusia, de la que el país ya cuenta con casi 300 mil dosis.

El Presidente aseguró que la vacuna de Pfizer "tiene problemas logísticos de traslados complicadísimos" y que ese laboratorio "pide tantas prevenciones como nadie ha pedido para garantizar su inmunidad ante el eventual fracaso y esa es la vacuna que me exigen que traiga".

"Voy a seguir las negociaciones, pero llama la atención cómo es la historia. No es que la Argentina no ha querido, es que Pfizer desde Estados Unidos han puestos tantas prevenciones para limitar su responsabilidad que me terminan exigiendo cosas que ninguna otra vacuna me ha exigido. Y resulta que esa parece ser la más segura. Es difícil de entender", apuntó.

Y siguió: "No entiendo por qué son tan duros, tan severos con la vacuna de Gamaleya, a la que llaman vacuna rusa adrede. Ahora de repente han puesto en tela de juicio a la ANMAT. En el fondo lo único que intentan es generar desaliento con todo. Quieren un pueblo de brazos caídos".

En ese marco, el jefe de Estado aseguró que Rusia se comprometió a enviar en los primeros días de enero la segunda dosis de la Sputnik V para completar la inmunización de las primeras 300 mil personas inoculadas durante el operativo que se inició el martes.

"Sobre el final de enero, vamos a recibir 4 millones de dosis de la primera y un millón más de la segunda. Y en febrero vamos a tener la cantidad de dosis que faltan para terminar de vacunar a 10 millones de argentinos con la vacuna de Gamaleya", aseveró.

"La pandemia sigue siendo la prioridad viendo lo que está pasando en Europa. Evidentemente esta cepa que ha aparecido en Reino Unido es mucho más virulenta, al menos en términos de contagio. Me había hecho un plan para que a la llegada del otoño los argentinos que están en riesgo, que son alrededor de 13 millones, estén vacunados. Si logramos ese objetivo, que depende en parte de nosotros y en parte no, deberíamos llegar un poco más aliviados a marzo, que sería el momento de la segunda ola", cerró.

FUENTE: Clarín

© 2006 - 2021 DESARROLLADO POR DATTAWEB24.COM.AR - PUNTA ALTA
SE PERMITE LA UTILIZACIÓN TOTAL O PARCIAL DE LOS ARTÍCULOS SÓLO CITANDO LA FUENTE
BERNARDO DE IRIGOYEN 774 - 8109 - PUNTA ALTA
elrosalenio@elrosalenio.com.ar