INTERÉS GENERAL | NOTICIA FECHA: 30/09/2019

Nuevamente surgió la polémica por la poda de eucaliptos

Durante los últimos días de la semana pasada, se vieron trabajos de poda en árboles que están ubicados en el conocido “camino negro” que une Villa del Mar con la ruta 229.

La imagen de las especies cortadas a pocos metros del suelo provocó el repudio de los habitantes de la villa.

Además los vecinos reclamaron que la leña se distribuya entre quienes la necesitan para sus cocinas y no que se la lleve la empresa que realizó la poda.

Consultado el jefe del Departamento de Forestación del municipio Fernando Erice, respondió que “esta actividad fue solicitada por la Cooperativa Eléctrica ya que es un trabajo de mantenimiento de la línea para evitar cortes de energía o incendios. La tarea consiste en bajar el árbol al metro, según las especificaciones ya que vuelven a crecer”.

“El eucalipto tiene una característica que se desarrama solo, se autopoda y cuando está cerca de las líneas de media tensión tiene peligro. Sólo se hace en los árboles que están cerca de los cables” agregó.

Sobre la forma de la poda, Erice dijo que “se baja al nivel indicado para que forme un árbol nuevo en unos 8 o 9 años ya que si se hace el corte de ramas, la especie necesitaría mayor intervención y eso no es conveniente”.