ECONOMÍA | NOTICIA FECHA: 21/12/2016
Primeros datos de la cosecha fina en la región

El mejor rinde de las últimas cinco campañas en trigo

El mejor rinde de las últimas cinco campañas en trigo

Trascurren las últimas semanas de diciembre y como una constante del paisaje rural puede observarse el movimiento de las máquinas cosechadoras en el sudoeste bonaerense.

La Bolsa de Cereales de Bahía Blanca realizó una primera recorrida por los partidos próximos al puerto local para relevar los datos iníciales de rendimiento de los cultivos de cebada y trigo en la campaña actual.

Cebada: Los registros de los monitores indican rendimientos promedios de 3.800 kg/ha. en los partidos de Bahía Blanca, Bajo Hondo y Cnel. Dorrego, con valores mínimos de 1.800 y máximos de 5.500 kg/ha.

En cuanto a los parámetros de calidad requeridos por la industria maltera, resultan variables. Los datos de proteína van de 9 a 13%, la falta de fertilizante o el lavado de nitrógeno por las lluvias posteriores a la aplicación explicarían la escases.

El exceso estaría dado por las altas dosis de fertilizante que fueron al grano mientras que los mismos no pudieron completar su llenado por la falta de agua y el efecto “soplete” (fuertes vientos y altas temperaturas) registrados en noviembre. Con respe cto al calibre varía de 60 a 95, los granos pequeños serían causa del efecto de la helada y soplete previamente descripto.

Trigo: Si bien aún es muy incipiente el inicio de la trilla, los primeros datos indican rendimientos que oscilan entre 1.800 hasta 3.500 kg/ha., con un promedio de 2.700 kg/ha en los tres partidos anteriormente mencionados.

Aunque este rinde es superior al promedio de las últimas cinco campañas (2.000 kg/ha), en muchos casos no llegaron a superar las expectativas de los productores. En cuanto a la calidad, tan importante para los trigos de nuestra región, los análisis están siendo satisfactorios al arrojar valores de proteína entre 10 y 11.5% con buen peso hectolítrico.

Para ambos cultivos, si bien la campaña comenzó retrasada por la imposibilidad de sembrar en tiempo y forma por el exceso hídrico en los lotes, las lluvias que acompañaron la mayor parte del ciclo del cultivo sumado a la buena relación de precio insumo/producto, incentivó a incrementar la aplicación de fertilizante nitrogenado este año (particionado entre la siembra-macollaje y pre-emergencia floral).

Lamentablemente, durante el mes de noviembre, fin del ciclo del cultivo, fueron varios factores que impidieron llegar al potencial de rinde esperado. Por un lado las precipitaciones se cortaron y las altas temperaturas junto a fuertes vientos impidieron un correcto llenado del grano.

Otra adversidad climática fueron las heladas tardías (18 de noviembre) que afectaron algunas zonas principalmente lotes bajos.

Un problema no menor que se observa, es la presencia de enfermedades del suelo como rhizoctonia, fusarium, pietín y dumping off originadas por años continuos de gramíneas invernales, es decir falta de rotación de cultivos.

Finalmente la presencia de malezas de difícil control como yuyo esqueleto y ray-grass han imposibilitado el correcto desarrollo de los cultivos al competir por los recursos limitantes como el agua y nutrientes.


© 2006 - 2017 DESARROLLADO POR DATTAWEB24.COM.AR - PUNTA ALTA
SE PERMITE LA UTILIZACIÓN TOTAL O PARCIAL DE LOS ARTÍCULOS SÓLO CITANDO LA FUENTE
BERNARDO DE IRIGOYEN 774 - 8109 - PUNTA ALTA
elrosalenio@elrosalenio.com.ar