CULTURALES | NOTICIA FECHA: 15/12/2019
Redescubriendo a un talentoso artista local

El día que Piazzolla visitó a Héctor Pedro Soulé Tonelli en Punta Alta

El día que Piazzolla visitó a Héctor Pedro Soulé Tonelli en Punta Alta

Por estos días, la imposición del nombre "Héctor Pedro Soulé Tonelli" a la Escuela Secunaria Nº 15, ha suscitado una imperiosa necesidad de redescubrir el talento artístico de este poeta, ensayista y músico puntaltense.

Vale mencionar que la publicación en los años 60 en la Revista Vosotras y habitualmente en el diario La Nación, le valieron a Coqui la instancia de cultivar amistad con personajes de la cultura nacional. Sergio Soler, su amigo, su secretario y custodio de su legado literario, asegura que aquí en Punta Alta estuvieron visitando a Héctor, Astor Piazzolla y José María Castiñeira de Dios.

Les proponemos este domingo leer dos poetas que describen su talento y estilo, gracias a la gentileza de Sergio Soler.

Va otro poema de Coqui Soulé Tonelli, de su libro Versos para mis Sobrinos Nietos, tal vez el que, autobiográfico, lo pinta en cuerpo y alma. Lo acompaña en este posteo la foto emblemática del autor, para que lo vean quienes no lo conocieron.

Del libro Versos para mis Sobrinos Nietos
Bagatelas Letales

“El verso y el tabaco provocarán tu muerte”,
me dicen, y respondo que de algo hay que morir.
Son mis dos fieros vicios, ¡a cuál de ellos más fuerte!,
pero sin esos vicios ¿a qué cuernos vivir?
“No tengo vicios chicos como Venus o Baco”,
cantaba Castellani, un Santazo, a mi ver;
pero nada más que éstos: el verso y el tabaco,
aparte de la timba, el vino y la mujer.
Para hacer cada verso, si no acabo tres pipas
de fumar por lo menos, no logro inspiración…
Es cierto, toso luego y escupo hasta las tripas,
pero mejor que un verso es perder un pulmón.
Que me perdonen Cristo y la Virgen María:
el verso y el tabaco no me dejan rezar,
pero yo les confío mi oración noche y día
en el canto y el humo que prodigo al azar.

Otro poema del escritor Héctor Pedro Soulé Tonelli, de otro de sus libros, en este caso referido a Juan Manuel de Rosas, de cuya vida y obra era un erudito. Este posteo tiene un valor agregado debido a que hoy es el día internacional de las personas con discapacidad.

Del libro “Cantos hacia la Épica”
Parte -III- El Dictador – Letanías de viento al Ilustre Restaurador

Por caballos perdidos en el viento
cae tu memoria con sabor a viento,
trotan tus ojos del color del viento.
Desde las pampas con olor a viento
-emplumada la pluma de los vientos-
a las provincias les compraste el viento.
A los franceses les cortaste el viento,
a los ingleses les paraste el viento:
en Obligado encadenaste el viento
y nos dejaste en posesión del viento.
Pero vinieron unitarios vientos,
pero vinieron brasileros vientos
y nos pusieron de perfil el viento,
y dispersaron nuestros cuatro vientos…
Tú desde Southampton pulsando el viento,
por sobre las cenizas del gran viento,
retornarás para empuñar los vientos
como un ramo de lanzas hacia el viento
abiertas en la rosa de los vientos.
Y nos devolverás los cuatro vientos.
(Sueltas las riendas y la crin del viento
a corcovo y bufido suena el viento).


© 2006 - 2020 DESARROLLADO POR DATTAWEB24.COM.AR - PUNTA ALTA
SE PERMITE LA UTILIZACIÓN TOTAL O PARCIAL DE LOS ARTÍCULOS SÓLO CITANDO LA FUENTE
BERNARDO DE IRIGOYEN 774 - 8109 - PUNTA ALTA
elrosalenio@elrosalenio.com.ar