RELIGIÓN | NOTICIA FECHA: 15/08/2020
Recorrió las calles de la ciudad en procesión

Una ruidosa caravana de autos conmemoró a la Virgen de Urkupiña

CRÉDITO FOTO: Imagen De Archivo ER

Una procesión de autos, que partió en inmediaciones del Club Sporting, recorrió en la soleada mañana del sábado las calles de la ciudad en conmemoración del Día de la Virgen, bajo la advocación de Nuestra Señora de Urkupiña. Esta fiesta forma parte de las tradiciones hibridadas en el contacto del cristianismo con los pueblos originarios de Latinoamérica y de la cual participan en nuestro medio integrantes de distintas colectividades del Noroeste Argentino, Bolivia y Perú.

El cura párroco de María Auxiliadora, César Cardozo acompañó a los feligreses que como es tradición vistieron sus atuendos tradicionales y en esta oportunidad realizaron una especial carroza para transportar la imagen venerable.

Faltaron los bailes típicos que acompañan la procesión, tan llenos de colorido y tradición, por motivos vinculados con la prevención sanitaria. Sin embargo la masiva presencia de vehículos en caravana dan cuenta, una vez más, de lo consolidado que está la cita como parte de la multiculturalidad, sello distintivo de la construcción identitaria rosaleña.

Historia y tradición entorno a la aparición de la Virgen

El día de la Virgen de Urkupiña conmemora la aparición de la Virgen María Asunta, durante el siglo XVIII, a la hija de una humilde familia indígena boliviana. Fue en la comarca de Cota, al sudoeste del municipio de Quillacollo, en el departamento de Cochabamba. La niña llevaba su rebaño de ovejas a pastar por las bajas colinas. Un día se encontró a una hermosa Mamita y su hijo.

Desde entonces, cada vez que iba a pastorear, la Mamita y el niño descendían a jugar con ella. En un caudal de agua que emanaba de entre las piedras. Los padres asombrados no podían creer el relato. Pero luego, tras varias veces de acompañarla a la colina, la pequeña exclamó ¡Urkupiña! ¡Urkupiña! y ellos experimentaron la manifestación de la Virgen: era una imagen que se desvanecía en el cielo. A partir de ese momento se conoció a esta advocación como la Virgen de Urkupiña.

 


© 2006 - 2020 DESARROLLADO POR DATTAWEB24.COM.AR - PUNTA ALTA
SE PERMITE LA UTILIZACIÓN TOTAL O PARCIAL DE LOS ARTÍCULOS SÓLO CITANDO LA FUENTE
BERNARDO DE IRIGOYEN 774 - 8109 - PUNTA ALTA
elrosalenio@elrosalenio.com.ar