DEPORTES | NOTICIA FECHA: 14/01/2018
95º aniversario del Club Altense

"La Máquina" el equipo invensible que logró siete campeonatos

Los logros deportivos de Altense hicieron aparecer la rivalidad con otros clubes de la Liga, transformándose también una cuestión de competencia entre Bahía Blanca y Punta Alta.

El domingo 11 de septiembre de 1938, al finalizar el partido de primera división entre Pueyrredón y Altense, se sucedieron confusos incidentes. Éstos derivaron en enérgicas medidas disciplinarias contra el representativo puntaltense. El referí del partido, Fernando Lunghi denunció haber sido agredido por parte de simpatizantes de Altense, en las mismas instalaciones del club. Por esto, la Asociación Bahiense de Básquetbol determinó la suspensión de la entidad hasta tanto se aclararen los hechos.

Pocos días después, a la vez que la Asociación Bahiense notificaba oficialmente la suspensión provisoria de Altense y reclamaba la cantidad de $20 en compensación al señor Lunghi por la rotura de un pantalón producto de los incidentes registrados, Blas y Rodríguez dieron a conocer su informe de los hechos. Según averiguaron, el árbitro Lunghi fue agredido fuera de la cancha, en la esquina de Luiggi y Brown, a casi tres cuadras de las instalaciones del club, por Lorenzo Góngora y Aurelio Álvarez. Se resolvió entonces separar a Góngora de la comisión directiva, expulsar a ambos como socios del club y notificar al respecto a la Asociación Bahiense de Básquetbol.

La máquina se pone en marcha

La suspensión de Altense significó que se desarmara el equipo, puesto que los jugadores pidieron pase a otros clubes: Juan Rodríguez a Argentino, Julio Donatti a Barracas Central, Bartolomé Pons a Leandro N. Alem y Federico Merodio, Salvador Donatti y Miguel Pons a Estudiantes.

Pero en 1943 varios decidieron volver, comenzando a rearmar el equipo. Por aquel tiempo, Miguel Pons se encontraba haciendo el servicio militar en Puerto Belgrano y allí, en la preparación de un torneo de la Semana Naval, conoció a un conscripto santafesino llamado Mario Marchesino, que si bien había jugado al básquet, era amante del tenis.

Dada su elevada estatura Miguel Pons no dudó en invitarlo a jugar al club.Esa temporada lograron el tercer puesto (detrás de Pacífico y Sportivo Bahiense) y al año
siguiente, en 1944, obtuvieron por primera vez el título de campeones del torneo bahiense de básquetbol.

La “máquina de Altense”11 empezaba a hacer historia.

Siete veces campeones

En el torneo 1944, Miguel Pons y su hermano Bartolomé, junto a Osvaldo Ferretti, Armando Traini y Mario Marchesino conformaron un equipo prácticamente invencible, que también integraron Alberto Gutiérrez, Guillermo Alonso, Federico Merodio, Oscar Badiola, Carlos Hauría y Pedro García.

De los 20 partidos disputados obtuvo 17 victorias y totalizó 936 tantos a favor y 540 en contra, lo que dio un promedio de 46,8 tantos a 27. Así lograron ganar, con comodidad, el torneo, terminando además con la seguidilla de quince campeonatos repartidos entre Pacífico, Estudiantes y Sportivo Bahiense.

De yapa, Marchesino fue el claro goleador del torneo, con 419 puntos, seguido de lejos por De Pietro (de Pacífico) con 308 puntos.

Una rica historia del cual su presente es su heredad y la promesa de un futuro plasmado de logros sin olvidar la caballerosidad de quienes dejaron su huella dentro y fuera del rectángulo de juego.

FUENTE: Archivo Histórico Municipal

© 2006 - 2018 DESARROLLADO POR DATTAWEB24.COM.AR - PUNTA ALTA
SE PERMITE LA UTILIZACIÓN TOTAL O PARCIAL DE LOS ARTÍCULOS SÓLO CITANDO LA FUENTE
BERNARDO DE IRIGOYEN 774 - 8109 - PUNTA ALTA
elrosalenio@elrosalenio.com.ar