RELIGIÓN | NOTICIA FECHA: 09/05/2020
Misa que presidirá el Arzobispo de Bahía Blanca, Mñor. Carlos Azpiroz

Celebración de la Familia Canossiana mañana vía web

Celebración de la Familia Canossiana mañana vía web

La Familia Canossiana de la ciudad invita a la comunidad a la celebración en honor de Santa Magdalena de Canossa, que tendrá como epicentro la transmisión de la Santa Misa presidida por Monseñor Fray Carlos Alfonso Azpiroz, arzobispo de la Arquidiócesis de Bahía Blanca, a realizarse mañana domingo 10 de Mayo, desde las 11 horas.

Los feligreses podrán seguir dicha transmisión vía web y redes sociales.

Magdalena de Canossa (1774-1835), virgen, fundadora de la familia Canosiana, Hijos e Hijas de la Caridad, nació en Verona el 1 de marzo de 1774 de noble y rica familia, tercer nacida de seis hermanos.

A través de etapas muy dolorosas, como la muerte de su padre, las segundas nupcias de su madre, la enfermedad y la incomprensión, el Señor la guía hacia caminos imprevedibles que Magdalena intenta recorrer con muchos esfuerzos. Atraída por el Amor de Dios, a los 17 años desea consagrar su vida a El y por dos veces intenta la esperiencia del Carmelo.

Pero su Espíritu la solicita interiormente a recorrer un nuevo camino: dejarse amar por Jesús, el Crucificado, pertenecer a Él sólo para dedicarse completamente a sus hermanos afligidos por distintas pobrezas.

Vuelve a su familia y, obligada por eventos dolorosos y trágicas situaciones históricas de fines del siglo XVIII, encierra en el secreto de su corazón la vocación y participa en la vida del Palacio Canossa aceptando la gestión del cuantioso patrimonio familiar.

Con empeño y dedicación, Magdalena cumple con sus deberes diarios y amplía su círculo de amigos, quedando disponible a la misteriosa acción del Espíritu que, poco a poco, plasma su corazón y la hace partícipe de la pasión del Padre para el hombre, demostrada en el don completo y supremo de Jesús Crucificado, en el ejemplo de María, la Virgen Madre Dolorosa.

Prendida por esta caridad, Magdalena oye el grito de los pobres hambrientos de pan, instrucción, comprensión y de la Palabra de Dios. Ella los descubre en los barrios periféricos de Verona, donde los reflejos de la Revolución francesa, las subsiguientes dominaciones de Emperadores extranjeros y las Pascuas de Verona, habián dejado signos de patente devastación y de sufrimiento humano.

Magdalena busca y encuentra a las primeras compañeras llamadas a seguir Cristo pobre, casto, obediente y enviadas a testimoniar su incondicionada Caridad entre los hermanos.

En 1808, superadas las últimas oposiciones de su familia, Magdalena deja definitivamente el Palacio Canossa para empezar, en el barrio más pobre de Verona, aquella que interiormente reconoce como la voluntad del Señor: servir a los más necesitados con el corazón totalmente plasmado en Cristo.


© 2006 - 2020 DESARROLLADO POR DATTAWEB24.COM.AR - PUNTA ALTA
SE PERMITE LA UTILIZACIÓN TOTAL O PARCIAL DE LOS ARTÍCULOS SÓLO CITANDO LA FUENTE
BERNARDO DE IRIGOYEN 774 - 8109 - PUNTA ALTA
elrosalenio@elrosalenio.com.ar