POLÍTICA | NOTICIA FECHA: 08/07/2018
Coronel Rosales comienza a planificar su futuro

Pujol: "No se trata solo de acuerdos técnicos sino políticos"

La constitución de la renovada Comisión de Seguimiento y Reforma del Código de Zonificación pone al distrito de cara a una de las mayores deudas pendientes desde el punto de vista político: la planificación estratégica, participativa y eficiente del ordenamiento urbano.

Más allá de instancias técnicas profesionales, el ciudadano deberá ser el protagonista de este proceso que tiene como objetivo el planeamiento urbano para los próximos 20 años, debe quedar claro que las decisiones serán centralmente políticas, así como también las responsabilidades sobre sus omisiones o falta de audacia y firmeza.

No se trata de un juego ajeno a tensiones e intereses. Días atrás el Archivo Histórico Municipal recordaba el proceso de dominio de la tierra en los primeros años de la ciudad, lo que da cuenta del marco que siempre traza el tratamiento de estos temas. Pero la mayor fortaleza a la hora de preservar el interés común es sin duda la participación ciudadana e institucional.

Por ello, este domingo invitamos a Pablo Pujol, concejal GEN y presidente de la Comisión de Desarrollo distrital y precisar algunos de los desafíos de este trabajo que desde la comisión se ha iniciado hace poco menos de un mes.

 


Se han repetido una y mil veces frases tales como: “No existe planificación”, “No sabemos que ciudad queremos”, Tenemos que definir el perfil de ciudad”, “Necesitamos inversión e industrias”, “La ciudad se expande a la deriva” etc. Verdaderamente y puestas en el contexto en que las mismas se han vertido tanto por particulares, representantes de instituciones y candidatos y políticos en ejercicio de sus funciones, siempre han resultado ciertas.

Tan certero como el hecho que supone la declamación por la expresión misma puesto que allí se agotaba la incipiente discusión.

Sin embargo -y con gran satisfacción al escribir estas líneas-, la actividad desplegada en el Honorable Concejo Deliberante desde el día 29 de Junio del corriente en el marco de la Comisión de Desarrollo Distrital, intentará torcer la historia de la mera retórica para dar paso a los hechos concretos. Aquello de que “las palabras son enanos, los ejemplos son gigantes” cobra total dimensión en este caso.

Definitivamente el trabajo mancomunado y desplegado por la Comisión de Seguimiento del Código de Zonificación (integrado por representantes de los colegios de profesionales y técnicos, Departamento Ejecutivo, Concejo Deliberante, Uciapa y Federación de Sociedades de Fomento), en conjunto con la Dirección de Obras y planeamiento urbano del Municipio y los concejales miembros de la Comisión permanente de Desarrollo Distrital de HCD, intentará cumplir con el objetivo de proyectar una reforma integral del Código de Zonificación. Sin lugar a dudas esa modificación debe considerarse la apuesta más ambiciosa legislativamente hablando en orden a lograr la tan anhelada planificación del distrito.

Y es que no se trata de la fría letra de un desactualizado Código que impone reglas obsoletas. Por el contrario resulta la herramienta legal por excelencia al momento de vislumbrar el desarrollo de una ciudad, de un distrito. Los lineamientos actuales de esa ley local, lejos de fomentar el ansiado desarrollo lo obstaculizan, no generan condiciones favorables para emprendimientos de diferentes características y no tiene la capacidad de adelantarse en el tiempo.

La regulación que debe ser la vanguardia en cuanto a ordenamiento jurídico local se refiere, nació atrasada (año 2007) y diez años después resulta arcaica. Vale aquí la salvedad, aún en esa condición probablemente no haya impedido el crecimiento en algún sector puntual, pero es menester señalar que si bien el crecimiento no excluye al desarrollo, el primero puede darse sin que se registre el último. A mi criterio es lo que ha sucedido en nuestro distrito.

En algún momento no muy lejano en el tiempo fuimos la ciudad con mejor calidad de vida del país. Para así sostener tal conclusión se tomaron en cuenta indicadores de crecimiento, pero a nadie escapa que el mismo no se condijo con el desarrollo local.

Con esa premisa nos hemos avocados al abordaje del tema de una forma integral, comenzando a trabajar en estos dos primeros encuentros en la elaboración de una nómina de catorce puntos básicos a considerar y en función de ellos se está confeccionando una encuesta o consulta que llegará a cada vecino de la ciudad y de las localidades que integran el distrito a fin de recabar información de la población acerca de las expectativas respecto de nuestra ciudad, no solo en orden a las demandas y reclamos por situaciones puntuales sino en el marco de la proyección y el perfil de ciudad que pretendemos generar para las próximas décadas.

Amalgamando las conclusiones de la consulta con los informes técnicos que paralelamente se irán confeccionando, se dará vida a un pre diagnóstico que posteriormente será trabajado con la dirección de Planeamiento Territorial de la provincia de Buenos Aires, para luego convertirlo en diagnóstico y poder entonces proponer las modificaciones posibles a fin de resolver las problemáticas detectadas. Como podrá advertir el lector no se trata de un proceso sencillo.

Definitivamente nada resulta fácil y menos en un tema como el que nos ocupa. El reto es generar las condiciones para el desarrollo de un distrito y que este se verifique de acuerdo a una planificación y a un orden y no que, por el contrario, las normas se elaboren como un traje a medida para contener la situación actual con las consecuencias que ello implica.

Quienes tenemos la responsabilidad institucional de llevar este proceso adelante intentaremos dotar a la ciudad de un Código de Zonificación que conjugue crecimiento y desarrollo. Juntos dan vida al progreso.
El desafío es enorme. El compromiso de quiénes lo impulsamos y la sociedad toda, también.


© 2006 - 2018 DESARROLLADO POR DATTAWEB24.COM.AR - PUNTA ALTA
SE PERMITE LA UTILIZACIÓN TOTAL O PARCIAL DE LOS ARTÍCULOS SÓLO CITANDO LA FUENTE
BERNARDO DE IRIGOYEN 774 - 8109 - PUNTA ALTA
elrosalenio@elrosalenio.com.ar