GREMIALES | NOTICIA FECHA: 06/05/2018
Gustavo Mazaferro, secretario general de la CGT Coronel Rosales

“Hay varias herramientas para darle pelea al neoliberalismo"

“Hay varias herramientas para darle pelea al neoliberalismo

En la semana en la que se conmemoró el Día del Trabajo la CGT de Coronel Rosales reafirmó su convicción en la defensa de los derechos de los trabajadores, instando a una mayor participación en la militancia gremial pero al mismo tiempo ampliando la construcción de conciencia de clase con otros actores preponderantes de la sociedad.

Las consecuencias de las políticas económicas neoliberales ponen preponderantemente en foco la defensa del empleo y del salario, al tiempo que exige por parte de los dirigentes una visión superadora en construcción que no olvide la solidaridad como vector de transformación más allá de las pujas sectoriales.

De estas visiones y lecturas de la realidad, el secretario de la CGT, Gustavo Mazaferro, hace un análisis oportuno y necesario de coyuntura, en el que no deja de lado el desafío de transitar desde la diversidad sindical todos los caminos que sean necesarios para arribar al objetivo de traccionar el rumbo político del país.

 

“Que las políticas neoliberales iban a impactar en el bolsillo del trabajador era una de nuestras frases que desde hace tiempo veníamos repitiendo y en verdad no nos equivocamos. Lamentablemente están sucediendo cosas que uno podía preveer en el marco de este tipo de políticas. En ese sentido siempre dijimos que por sobre todo los trabajadores debíamos votar proyectos claros que salvaguardaran el derecho y las conquistas laborales, en definitiva que había que votar políticas y no políticos; y creo que quizá no se entendió. Tal vez algunos sectores de la sociedad comiencen lamentablemente a entender esto a través de la realidad, porque una vez más son los hechos los que determinan la verdad y no lo que nos puedan decir a través de los medios de comunicación”.

“Las dificultades económicas se van a ir acrecentando día a día y esto no es para meterle miedo a nadie sino para tener una clara lectura de la realidad. Ya se advierte la falta de circulación de dinero en Punta Alta y el impacto fundamentalmente en el comercio. Si lo trasladamos a las economías familiares eso se traduce en ganar menos, comprar, consumir y comer menos, no salir de vacaciones, no poder pagarle el estudio a los hijos; eso es el ajuste”.

“Cuando el gobierno habla de bajar estructuralmente el déficit fiscal lo hace con números, tecnicismos y gráficos, pero en sus consecuencias es algo mucho más sencillo de entender: bajar los salarios para que sus números cierren, generando que la plata no alcance y millones fuera del sistema. Desde esa perspectiva los números dicen lo suyo, pero hay que entender desde qué lugar se dice. Cuando lo hace el gobierno el ajuste es sobre la capacidad de los salarios de los trabajadores y no desde las ganancias o rentabilidades de las empresas. Ajuste en el bolsillo de los trabajadores, que nos afecta en la calidad de vida”.

“Hay varias herramientas para darle pelea al neoliberalismo. Una es resistir en las calles, a través de las luchas de los trabajadores, pero también hay otras que tienden a construir con esa fortaleza un espacio diverso que amplíe la conciencia en la defensa de los derechos de la clase trabajadora. Desde la CGT venimos debatiendo desde hace tiempo este tema para ver cuál es el mejor camino a tomar. No es desconocer la lucha que forma parte de nuestra manera de defender las conquistas, pero todo tiene también su momento”.

“En estos tiempos difíciles es necesario generar la comprensión entre los propios, porque es también objetivo de estas políticas que el pueblo se pelee con el pueblo. Y allí debe radicar la inteligencia de no ser funcionales al sistema, evitando confrontar entre nosotros a pesar de las lógicas diferencias. Hay que entender que el objetivo de cambiar el marco político desde un proyecto está por encima de todas las alternativas posibles”.

“Quizá tengamos que transitar caminos diferentes, sectores diferentes para arribar a un mismo objetivo todos”.

“Desde luego la primera misión es convencer a los trabajadores de que si este tipo de políticas se vuelven a ratificar a través del voto obviamente no habrá isla en la que refugiarse. Tendremos que entender los trabajadores cómo debemos elegir a los gobernantes para no perder nuestras conquistas de clase”.


© 2006 - 2018 DESARROLLADO POR DATTAWEB24.COM.AR - PUNTA ALTA
SE PERMITE LA UTILIZACIÓN TOTAL O PARCIAL DE LOS ARTÍCULOS SÓLO CITANDO LA FUENTE
BERNARDO DE IRIGOYEN 774 - 8109 - PUNTA ALTA
elrosalenio@elrosalenio.com.ar