CULTURALES | NOTICIA FECHA: 05/03/2017
Nadia Nigro - Actriz, directora y formadora teatral

"Es un buen momento para construir las bases de una comedia municipal"

La movida teatral del último año reúne a casi un centenar de jóvenes y adultos, que a partir de las propuestas de los talleres de la dirección de Cultura, comienzan a conformar las bases de un desafío que habrá de madurar en el tiempo, y que no es otro que la jerarquización del esfuerzo de los actores y grupos independientes.

Un movimiento que por igual valida la inclusión del arte, con motivaciones expresivas que rozan el psicodrama y otras disciplinas afines, con un similar objetivo: el de explorar y mundo interior y genera encuentros desde lo artístico.

Por ello, la columna central de este domingo, es para Nadia Nigro, actriz, directora de teatro y una inquieta creadora que desde hace más de 20 años forma parte de escena artística de la ciudad. Sus conceptos nos permitirán seguramente dimensionar esta movida que privilegia soñar, por que no, con una futura Comedia Municipal.

 

¿Qué motivaciones lleva a tantos adultos a explorar la experiencia teatral?

Pude observar y descubrir que muchas veces los participantes no tienen idea de quienes son; esto no es algo consiente, sino que lo van descubriendo a medida que realizan la actividad. Como dice un gran exponente teatral latinoamericano Augusto Boal: “el teatro es el arte de vernos a nosotros mismos viéndonos”.

Y es así, el participante, joven o adulto, comienza un camino de transformación, se va descubriendo a sí mismo, aprenden a comunicarse y relacionarse de una mejor manera, recupera su confianza, se libera de prejuicios, y por sobre todo recupera algo que perdió al crecer, y al contaminarse por diferentes cargas sociales, impuestas y responsabilidades del mundo adulto, el Juego, las ganas de Jugar. 

Eso es maravilloso, porque en cierta forma el adulto se vuelve a encontrar con ese “Niño “ interno, que nunca se fue, sino que se quedo escondido en un rincón. Cuando las personas que participan de un taller de teatro comienzan a re descubrirse dejan en cierta forma de ser aburridas y viven su vida de otra manera. En definitiva el teatro hace muy bien a la salud.

¿En qué medida lo artístico se mezcla con lo terapéutico?

Creo que en la medida que uno se lo permita. Lo importante es saber cuál es la finalidad. Si bien estudié psicodrama o la multiplicidad dramática, no me dedico a hacer terapia en mis clases, sino a dar clases de teatro.

En la actualidad cualquiera de las técnicas de expresión artística (denominadas como arte terapia) se utilizan como herramienta terapéutica profesional, porque cuando se experimenta personalmente la función o el poder terapéutico detrás del arte, surge la posibilidad de entregar y socializar al Arte como una herramienta de crecimiento y descubrimiento personal.

¿La técnica teatral permite en verdad cultivar el mundo interior o solo es un medio para expresarlo?

Cualquier técnica artística cultiva el mundo interior y lo expresa. Te doy un ejemplo: Una de las técnicas más conocidas dentro del hacer teatral es la improvisación. La misma se basa en " Aceptar"; es una técnica escénica que permite contar historias que se generan y se desarrollan en el momento.

Cuando se improvisa se deben aceptar las propuestas de los compañeros y construir sobre ellas de una manera espontánea. Al serlo uno libera su potencial creativo. Por lo tanto, la escucha y la aceptación son tan importantes como el trabajo en equipo.

Cada improvisación es diferente, no hay ensayo previo, no hay guión, puede o no haber elementos técnicos o escenográficos, pero lo más importante de la misma es: escuchar al otro, aceptar al otro y producir solo con tu imaginación una creación única. Después tenés otros ejercicios: vocales, corporales, ejercicios de relajación, energía, que los actores utilizamos para tener un mejor registro de nuestro cuerpo, ya que el mismo es nuestra herramienta, nuestro instrumento de trabajo.


¿Cómo es trabajar con actores?

Cuando trabajo con actores descubro que muchas veces les cuesta construir su propia disciplina de una manera Autodidacta. Frente a esto, el camino que hay que seguir, insisto, es el de la transformación.

El teatro de alguna manera es la disciplina del conocimiento, y en donde el principal objeto de conocimiento es uno mismo. Digamos que tiene que hacer un camino no solo para conocerse sino además para transformarse. Decidir ser otros.

Esa ductilidad, esa facilidad de ser otros, es una de las condiciones importantes. Construir una disciplina de trabajo para re aprehender su oficio, que es una tarea que tiene que ver con ganar libertad para poder crear.

El actor tiene que entrenar, nutrirse también de otras para poder explotar al máximo su creatividad. No creo en metodologías sagradas, no hay que atarse a un Maestro o trabajar exclusivamente para un director. Hay que seguir buscando, investigando.

Me interesa que mis compañeros actores aprendan y aprehendan de su propio oficio, que aprendan de dramaturgia, de puesta en escena, de danza, de nuevas técnicas, que re signifiquen ejercicios, que se den y que nadie les quite la posibilidad de aprender, de abrirse nuevas puertas, que no pierdan esa posibilidad de tener un encuentro con el otro, porque el encuentro con el otro es la única democratización del teatro.

¿Cómo es hacer teatro en Punta Alta?

Es un tanto difícil desde una perspectiva, por supuesto económica. Aunque no deja de ser un grato desafío. Nos sobran las ganas y los deseos de compartir nuestro teatro con toda la gente de nuestra ciudad.

Lo que estamos haciendo con los actores locales, al autoconvocarnos, al comenzar a entrenar, es justamente sentar un antecedente. Tuvimos antecedentes aislados. Nunca se pudo concretar nada por diferentes gestiones a nivel cultural, o la incapacidad de gestión, con esto no quiero decir que las gestiones fueron buenas o malas, sino que pusieron énfasis en otras cosas y lo cultural pasaba por otro lado que no tenía nada que ver con lo cultural.

Punta Alta siempre fue un puerto difícil, que muchas veces no avaló a su propio habitante, al Joven Artista, eso mismo dio lugar a la creación de diferentes grupos teatrales. En definitiva, Punta Alta siempre fue una especie de "bunker", sin ir mas lejos, y teniendo en cuenta que estamos pasando por un período bastante turbulento. Luego de 12 años de una vacío, un abismo cultural.

Nuestros actuales referentes culturales abrieron diferentes talleres municipales (danza, teatro para adultos y adolescentes, se conformó el Ballet Municipal, etc). Ambos son personas idóneas para el puesto que ocupan, ya que tanto Gustavo Bouscayrol como Nahuel Pereyra Oliveros, conocen el trabajo de un artista independiente, saben cómo cuesta ganarse el mango haciendo teatro. En un año el arte en nuestra ciudad comenzó a renacer, a salir de los rincones y a ocupar un espacio visible.

¿Actualmente cuál es el objetivo que tienen ahora los actores locales?

Nuestro objetivo como actores locales (que no somos muchos: Romina Villalba, Ángel Cardozo, Verónica Medina, Brenda Olivera, Liliana Rossello, Jhonatan Garnier, Mariana Schwindt, Vanina Bilotti, Joaquín Benítez).

Tenemos un objetivo muy claro: queremos construir y comenzar a formar una comedia municipal, y estamos trabajando en ello, justamente para dignificar nuestro trabajo como Actores Profesionales (porque el ser actor es un trabajo y no un pasatiempo); queremos sentar las bases para obtener nuestro derecho a trabajar, por nosotros y por los demás actores que vendrán. Ya se formó el Ballet Municipal, ahora falta sentar las bases para que se cree una Comedia.

Estamos preparando dos tipos de producciones teatrales: Una obra de teatro infantil y una obra de teatro para adolescentes y adultos.

Sos crítica del recurso artístico cuando lo promueve el objetivo de inclusión social…no cae en la trampa de creer que en verdad todos pueden ser artistas…

En el ante ultimo año de mi carrera, mis prácticas como profesora de teatro elegí hacerlas en escuelas con personas que tenían distintas capacidades y la experiencia fue maravillosa; ya que por un lado se ponen en juego aspectos importantes y necesarios, la capacidad de entender al otro, a mí misma y al contexto.

El trabajo conjunto de personas con y sin discapacidad favorece en amplios sentidos los procesos de inclusión social. El teatro es un espacio de libertad, en donde podemos trabajar juntos teniendo en cuenta todos tenemos limitaciones y que las mismas apuntan a la riqueza de cada ser humano.

Hay muchísimos proyectos de teatro realizados por personas con discapacidad, tanto interpretado por ellos como dirigidos desde un lugar sensible a personas con y sin discapacidad (por ejemplo el teatro ciego que apunta a ser una obra inclusiva en el formato en el que se presenta, totalmente a oscuras) Y cada vez son más los espacios que se abren desde el teatro. No creo que caiga en una trampa. Creo que si una persona cree de verdad en que es Artista, claro que puede serlo.


© 2006 - 2017 DESARROLLADO POR DATTAWEB24.COM.AR - PUNTA ALTA
SE PERMITE LA UTILIZACIÓN TOTAL O PARCIAL DE LOS ARTÍCULOS SÓLO CITANDO LA FUENTE
BERNARDO DE IRIGOYEN 774 - 8109 - PUNTA ALTA
elrosalenio@elrosalenio.com.ar