RELIGIÓN | NOTICIA FECHA: 30/06/2017
Amplia convocatoria en la Plaza Del Sol del barrio Centenario

La tradicional fogata coronó la celebración de San Pedro y San Pablo

Con un muy buen marco de asistentes se llevó a cabo ayer por la tarde la festividad de los santos Pedro y Pablo, en la comunidad de San Pablo. La celebración comenzó con la misa vespertina en la que se rezó además por las intenciones del Papa Francisco, en virtud de conmemorarse el día del santo pontífice.

“La iglesia está afianzada sobre la roca de Pedro, erosionada por el paso de la historia, porque no es la misma que hace dos mil años atrás. Como cualquier otra roca que está en el mar se va erosionando, pero mantiene lo sustancial: su estructura y su misión. La gran obra de la iglesia ha sido apoyarse en esa roca e iluminar con la fuerza de esta noche de fiesta el signo de los tiempos. Es eso lo que nos mantiene ligados uno a otros hasta la llegada y el encuentro con Jesús”, mencionó el padre Walter Paris en una parte de la homilía.

Con posterioridad los feligreses y vecinos de la zona norte de la ciudad se trasladaron hasta la plaza Del Sol, ubicada en el corazón del barrio Centenario, lugar elegido para realizar la tradicional fogata. En la oportunidad además de ramas y otros elementos, se quemaron algunos muñecos y alegorías, que año tras año le dan un colorido especial a la cita.

FUENTE: Viviana Montenegro

© 2006 - 2017 DESARROLLADO POR DATTAWEB24.COM.AR - PUNTA ALTA
SE PERMITE LA UTILIZACIÓN TOTAL O PARCIAL DE LOS ARTÍCULOS SÓLO CITANDO LA FUENTE
BERNARDO DE IRIGOYEN 774 - 8109 - PUNTA ALTA
elrosalenio@elrosalenio.com.ar