RELIGIÓN | NOTICIA FECHA: 29/07/2017
Ceremonia de sucesión diocesana y ordenación de tres presbíteros

Azpiroz: "Construyan puentes y no muros, mediadores y no burócratas"

CRÉDITO FOTO: Martín Bordenave

Ante un templo, el de María Auxiliadora, colmado de feligreses y representaciones civiles y eclesiales de toda la Arquidiócesis de Bahía Blanca, monseñor Carlos Azpiroz sucedió en especial ceremonia a monseñor Guillermo Garlatti como máximo pastor de toda nuestra región, en un acto inédito en la historia de Punta Alta.

En una emotiva alocusión de despedida, Garlatti, quien a su vez sucediera al recordado monseñor Rómulo García, instó a los fieles a sumarse a la tarea que habrá de desarrollar el nuevo arzobispo en función de un continuo que señala el camino por recorrer en la historia y en la fe.

La entrega del báculo, símbolo del Buen Pastor, fue junto a un cerrado aplauso el punto máximo de una sencilla pero no menos importante ceremonia que precedió al ordenamiento sacerdotal de tres jóvenes diáconos.

Por su parte monseñor Carlos Azpiroz expresó que "nadie reemplaza a nadie. En todo caso todos sucedemos a alguien y alguien nos sucederá a su tiempo a nosotros. Todos estamos llamados a servir como en el caso de estos hermanos que hoy reciben el orden sagrado del sacerdocio, pero tambien todos y cada uno está llamado a cumplir y reafirmar con un sí al Dios de la Vida"

Dirigiéndose a los ordenados nuevos presbíteros les dijo que "el servicio es dar todo sin esperar nada. Es construir puentes y no muros. Es ser mediadores y no burócratas. El sacerdocio es la reafirmación de la fe en Jesús y tambien en su Iglesia", destacó.


© 2006 - 2017 DESARROLLADO POR DATTAWEB24.COM.AR - PUNTA ALTA
SE PERMITE LA UTILIZACIÓN TOTAL O PARCIAL DE LOS ARTÍCULOS SÓLO CITANDO LA FUENTE
BERNARDO DE IRIGOYEN 774 - 8109 - PUNTA ALTA
elrosalenio@elrosalenio.com.ar