ECONOMÍA | NOTICIA FECHA: 20/11/2017
Expectativas por la creación de un fondo para construcción de naves

Esta semana Diputados vota la nueva ley de la Marina Mercante

Esta semana Diputados vota la nueva ley de la Marina Mercante

La Cámara de Diputados votará esta semana la Ley de Marina Mercante, que repercutirá en la producción de la industria naval, al crear un fondo para construir buques nacionales y terminar con la dependencia extranjera.

La industria naval argentina, que supo ser una referencia para Latinoamérica a mediados del siglo XX, pasa hoy por un período de opacidad muy grande. Atendiendo a la necesidad de contar con una fabricación nacional de buques, la Cámara de Diputados convertiría esta semana en ley un proyecto de Desarrollo de la Marina Mercante Nacional y la integración fluvial.

La sanción de una normativa de estas características pondría en funcionamiento las más de 200 empresas que conforman la industria naval argentina, sobresaliendo sobremanera el Astillero Río Santiago (ARS) ubicado en la vecina localidad de Ensenada, que con más de 3.400 empleados se ha convertido en ícono de la actividad en el país. Fundado en 1953 por el expresidente Juan Domingo Perón, el ARS fabricó en sus instalaciones dos naves emblemáticas para la Armada nacional, como lo son la Fragata Libertad y el AIRA “Santísima Trinidad”.

Uno de los puntos que establece la norma que está en la Cámara baja es que se formará un fondo de financiamiento, a través del cual los astilleros nacionales van a tener capital para hacer buques en nuestro país, lo que tendría amplia repercusión en la empresa ensenadense.

El proyecto que Diputados trataría esta semana consta de 34 artículos, en los que se busca fomentar la integración regional en las áreas de influencia de los ríos Paraguay y Paraná, conforme a lo establecido en el Acuerdo de Transporte Fluvial por la Hidrovía Paraná-Paraguay, así como del río Uruguay.

Hoy, en la Argentina, el 97% de los buques que circulan por aguas nacionales son extranjeros, a la vez que el 100% de las 135 millones de toneladas que se envían al exterior se hace por barcos de bandera foránea, dando cuenta de una realidad nada beneficiosa para el país.

La falta de una reestructuración de la industria naval hace que se vayan del país alrededor de 6.000 millones de dólares al año en concepto de fletes, por no contar con una flota fluvial para transportar la producción nacional. Esta situación se agrava si se tiene en cuenta que transportar algo por río cuesta unas 35 veces menos que hacerlo por tierra, lo que abarataría los precios de los productos en nuestro país.

A esto se le agrega que de las embarcaciones que bajan y suben con soja, mineral de hierro e hidrocarburos por los ríos de la Argentina, solo un 3% son nacionales.

En caso de aprobarse la ley en el Congreso nacional, los más optimistas se ilusionan con la posibilidad de que se puedan crear más de 20.000 nuevos empleos, lo que tendría incidencia en la Provincia de Buenos Aires, que concentra el 65% de la actividad a nivel nacional, e implicaría que pudiera llegar a engrosarse la cantidad de empleados en el Astillero Río Santiago en un 150%, y así llegar a los 8.000 trabajadores que tuvo en las décadas del 50 y 60 del siglo pasado.

Vale recordar que el ARS tiene la capacidad de construir en sus amplias instalaciones buques con aptitud para contener 64.000 toneladas. En diálogo con diario Hoy, el secretario general de ATE Ensenada, Francisco Banegas, señaló que “el proyecto beneficia a nuestro astillero. Es importante que en la Marina

Mercante se recupere la bandera nacional, ya que, hoy por hoy, el 97% de nuestros productos son transportados por buques extranjeros. Con esta ley recuperaríamos la bandera argentina, porque van a ser buques y trabajadores nuestros”.

El dirigente gremial resaltó que “otro aspecto es que se le pone un límite a la compra de buques usados, que actualmente se están adquiriendo con libertad en el extranjero. Se le va a poner un límite, porque aquel armador o empresario que quiera comprar un usado tendrá que emitir una orden de construcción en astilleros nacionales. Este es otro de los puntos positivos”.

“Este paso es importante, no es lo mejor ni lo que queremos pero es lo que hay por ahora, y seguiremos consensuando para mejorar esta ley. No va a ser en lo inmediato, pero el objetivo es que el Astillero Río Santiago se vea beneficiado, porque es el más grande de la Argentina. Tenemos la capacidad y la calidad de gente preparada para que, si esta ley derrama un beneficio, llegue hasta noso­tros, porque estamos en condiciones”, subrayó Banegas.

Números de una realidad ineludible

- 150% más de empleados podría tener el ARS de reactivarse la industria naval

- 65% de la industria naval nacional se concentra en suelo bonaerense

- 3.400 son los trabajadores que tiene hoy el Astillero Río Santiago

- 97% de los buques que circulan por aguas argentinas son del exterior

- 35 veces menos cuesta transportar una carga por río que por tierra

- 100% de la carga que sale de la Argentina se va en barcos extranjeros

- 64.000 toneladas de capacidad poseen los buques que puede construir el ARS

- 135 millones de toneladas se envían al exterior con barcos de bandera foránea

- 20.000 nuevos empleos podrían crearse en el país incentivando la industria naval

- US$ 6.000 millones al año salen del país en pago de fletes


© 2006 - 2017 DESARROLLADO POR DATTAWEB24.COM.AR - PUNTA ALTA
SE PERMITE LA UTILIZACIÓN TOTAL O PARCIAL DE LOS ARTÍCULOS SÓLO CITANDO LA FUENTE
BERNARDO DE IRIGOYEN 774 - 8109 - PUNTA ALTA
elrosalenio@elrosalenio.com.ar