RELIGIÓN | NOTICIA FECHA: 17/12/2017
Se harán cargo de las comunidades de Cristo Rey y San Pablo

Miguel Angel García y Diego Kessler nuevos sacerdotes designados

Una buena noticia para la comunidad católica de Cristo Rey y Santa María Reina: la comunidad en 2018 tendrá nuevamente un cura párroco. Es que por decisión del arzobispo de Bahía Blanca, monseñor Carlos Azpiroz Costa Op, fue designado para la mencionada jurisdicción al padre Miguel Ángel García, quien actualmente está radicado en la localidad de Salliqueló.

García vivió durante su infancia y adolescencia en nuestro medio, siendo su familia una de las habitantes del Barrio Puerto Rosales, hoy en demolición, dentro de la Base Naval.

El último presbítero con residencia permanente en Cristo Rey fue el padre Alejandro Linch.

Se estima que la asunción de Ángel García se produzca a comienzos del mes de febrero. Otro cambio de jurisdicción ya confirmado es el del padre Walter Paris, titular de la comunidad de San Pablo quien se habrá de trasladar a Coronel Dorrego. Será su reemplazo el padre Diego Kessler, quien actualmente preside la comunidad de Nuestra Señora del Carmen de Coronel Suárez.

Kessler, quien por estos días cumple 28 años de haber sido ordenado sacerdote, luego de casi diez años de estar al frente de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen el Padre Diego Kessler se despedirá de los suarenses en el mes de marzo.

"En ocasión de una conversación del año pasado con el Obispo había pedido cuál era la disponibilidad de los sacerdotes, como para realizar algunos cambios. De hecho a principios del año pasado se hicieron algunos cambios, donde estuvieron implicados 17 sacerdotes, de los 37 diocesanos que somos. Para este año tocaba otros cambios. Somos cuatro los que estamos en juego. Uno tener que ir a reemplazar al otro, es un movimiento sincronizado que tenemos que realizar", dijo el recientemente designado párroco en San Pablo.

Recordó que los nombramientos de los sacerdotes "son por seis años, en cada período. Yo estaba ya dentro de lo que es el segundo período, el año próximo en febrero son 10 años que estoy en Coronel Suárez. Si bien a todos nos tomó poco de sorpresa, pero si el Obispo necesita estamos a su disposición. Yo no tengo ningún apuro por irme, pero tampoco estoy desesperado por atarme a la pata de la cama y no querer moverme. Diez años no es poco tiempo, es el tiempo que más he estado en alguna parroquia".




© 2006 - 2018 DESARROLLADO POR DATTAWEB24.COM.AR - PUNTA ALTA
SE PERMITE LA UTILIZACIÓN TOTAL O PARCIAL DE LOS ARTÍCULOS SÓLO CITANDO LA FUENTE
BERNARDO DE IRIGOYEN 774 - 8109 - PUNTA ALTA
elrosalenio@elrosalenio.com.ar