ECONOMÍA | NOTICIA FECHA: 17/09/2017
Estudio Bolsa de Cereales de Bahía Blanca y el Cerzos-INTA

Se proyecta un verano con récord en precipitaciones para 2018

En base a los registros obtenidos por la Red de Estaciones Meteorológicas de la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca, las precipitaciones del mes de agosto de este año superaron ampliamente al año anterior al sumar 60 mm frente a los 5 mm llovidos en el 2016.

Las precipitaciones acumuladas en los primeros ocho meses del año resultaron un 16% superior con respecto a la campaña anterior, al almacenarse 570 frente a los 490 mm de igual periódo en el último año.

Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca y el Cerzos-INTA, en la zona circundante a Bahía Blanca van a caer entre 400 y 600 milímetros entre este mes y febrero próximo.

Las estimaciones son muy preocupantes: entre este mes y octubre se esperan precipitaciones superiores a las normales en todo el sudoeste bonaerense; y por más intensas todavía en las zonas del Valle Bonaerense del río Colorado y desde Pigüé hacia el norte. Desde Coronel Dorrego hacia el este se calcula que el nivel de lluvias será normal e —incluso— inferior al histórico.

Sin embargo, pensando en los estragos que, actualmente, está causando el exceso hídrico en el norte pampeano y en casi todo el oeste, norte y centro de la provincia de Buenos Aires, la situación aún es más complicada.

De acuerdo con la línea que trazan las isohietas que cruzan nuestra región en un sentido sudeste-noroeste, para los próximos cinco meses y medio hay que esperar todavía más agua: en Patagones y parte de Villarino, entre 200 y 300 milímetros; mientras que para el resto del sudoeste se esperan unos 400mm. Si se piensa en aquellos distritos productivos que no corresponden al área inmediata a Bahía Blanca, pero que se ubican dentro del radio que abarca la BCP, de los cuales la gran mayoría tiene graves problemas de exceso hídrico, hay que pensar en unos 600 milímetros en los próximos meses.

Es decir, distritos que están en problemas por acumulación y exceso de agua como Pringles, Suárez, Puan, Alsina y Guaminí no sólo no tendrán un respiro, sino que acaso vean como sus inconvenientes crecen exponencialmente. Por ello, hoy urge encontrar respuestas a cuestiones que hoy todavía se están discutiendo, como la derivación del agua que baja de las sierras hacia Suárez, los niveles de las lagunas que componen las Encadenadas del Oeste o la urgente realización de obras.

Los números son muy claros: tomando como referencia la zona de influencia de la BCP, teniendo solamente en cuenta el área potencialmente productiva, el 55% se encuentra comprometida por el agua, ya sea inundada o anegada. En La Pampa, ese porcentaje de afectación ya es del 30%, tomando en cuenta los departamentos productivos ubicados entre el centro y este provincial.

Con datos tomados a mediados de julio en base a imágenes satelitales, si sólo se tomaran los distritos del SOB, unas 228.250 hectáreas (42% del total, sin incluir Patagones) ya no soportarían el ingreso de maquinarias para laboreos de campo.

“A la fecha, en la zona de Bahía Blanca llevamos unos 900 milímetros en el año, cuando el promedio anual del último medio siglo es de 600 o 700mm —contó María Elena Antonelli, del área de Estudios Económicos de la Bolsa—. Este mes ya hemos tenido entre 50 y 100mm, dependiendo de la zona, y pronostican más lluvias”.

En el aspecto productivo, esta situación genera incertidumbre en cuanto al estado de los cultivos de fina y a lo que puede ocurrir con la siembra de la gruesa, ya que en casi la mitad del área productiva no se podría sembrar, cosechar o fertilizar; ni qué hablar de los problemas que puedan causar las enfermedades o la incapacidad de incorporar nitrógeno al suelo para mejorar la calidad del trigo. Tampoco está garantizado el ingreso libre a esos lotes, teniendo en cuenta que muchos caminos rurales están bajo agua o anegados.

“Es un escenario incierto para nuestra zona, y más preocupante para la zona norte. En el sector más próximo a Bahía Blanca no es alarmante; incluso hemos visto lotes de trigo en la zona de Bajo Hondo que precisan que llueva”, reconoció.


© 2006 - 2017 DESARROLLADO POR DATTAWEB24.COM.AR - PUNTA ALTA
SE PERMITE LA UTILIZACIÓN TOTAL O PARCIAL DE LOS ARTÍCULOS SÓLO CITANDO LA FUENTE
BERNARDO DE IRIGOYEN 774 - 8109 - PUNTA ALTA
elrosalenio@elrosalenio.com.ar