CULTURALES | NOTICIA FECHA: 09/09/2018
Conmemoración del Día del Inmigrante en la Sociedad Italiana

Giácomo Medici y Víctor Volpe en una noche de pasión y nostalgia

Muchas décadas antes que Herbert Marshall McLuhan teorizara sobre su concepto de aldea global, milagros de interculturalidad en el mundo ponían de manifiesto que los sentimientos y las emociones son universales; y que las expresiones artísticas son el tapiz sobre el cual la humanidad teje y entreteje cultura.

Por ello que la Sociedad Italiana propusiera como broche de oro a la conmemoración del Día del Inmigrante la actuación del barítono Giácomo Medici interpretando tangos argentinos, no da cuenta sino de un proceso que hoy llaman globalización pero que nació con toda naturalidad a finales del siglo XIX en los conventillos de La Boca.

“Ese es el tango canción de Buenos Aires, nacido en el suburbio, que hoy reina en todo el mundo. Este es el tango que llevo muy profundo, clavado en lo mas hondo del criollo corazón”.

Es que el tango es síntesis de otros tantos géneros hibridados, que con distintas percepciones de nostalgia ha convertido a la canción ciudadana como patrimonio cultural de la humanidad.

Solo así puede entenderse la pasión con la que Medici interpreta tangos de Carlos Gardel, Edmundo Rivero o el “Polaco” Goyeneche o el guiño cómplice al maestro Víctor Volpe sentado al piano, en una noche en la que el puntaltense lució su estirpe mundial.

Un espectáculo de primera jerarquía que por casi una hora transportó a los asistentes a la mejor tradición tanguera de la Argentina, interpretada por una cálida voz que también arrancó emociones con paisajes y reminiscencia de la bella Italia.


© 2006 - 2018 DESARROLLADO POR DATTAWEB24.COM.AR - PUNTA ALTA
SE PERMITE LA UTILIZACIÓN TOTAL O PARCIAL DE LOS ARTÍCULOS SÓLO CITANDO LA FUENTE
BERNARDO DE IRIGOYEN 774 - 8109 - PUNTA ALTA
elrosalenio@elrosalenio.com.ar