EDUCACIÓN | NOTICIA FECHA: 08/05/2017
Escuela Especial Stella Maris

Cuando la integración tiene como base la amistad y el juego

El deporte permite romper una de las principales barreras para la inclusión de niños y niñas con discapacidad: la actitud. Esto se vio reflejado en la Jornada de integración deportiva que organizó la Escuela Especial Stella Maris en el Estadio de Deportes de la Base Naval Puerto Belgrano.

De la misma participaron como invitados, alumnos, profesores y padres de las Escuelas de Educación Especial 501 “Capitán Félix Dufourq”, 502“Atea C. de Marrocchi”, Centro Integral del Discapacitado (CINDI) y del Centro de Formación Laboral, de la ciudad de Punta Alta.

“El encuentro lo venimos organizando hace 14 años. Para cualquier persona con discapacidad o sin discapacidad, el deporte es saludable; y es un punto de encuentro entre las escuelas para compartir un momento hermoso y agradable”, comentó la profesora y organizadora del evento, Claudia Avalos.

La jornada, a pleno sol, dio inicio con un partido de fútbol entre varones. Los equipos estaban listos desde hacía un rato y los chicos ansiosos por jugar. Saludo olímpico y la pelota comenzó a rodar y los goles no tardaron en llegar. “Fallos polémicos del árbitro” causaban gracia y aplausos entre jugadores y el público en general.

En paralelo, chicos y chicas escuchaban el silbato que marcaba la salida detrás de la línea de largada en una carrera de atletismo. “Vamos, vamos, rápido, rápido; felicitaciones, corriste re bien”, eran la palabras claves para que los pequeños saquen fuerzas y den su último tranco a la línea de llegada.

También hubo salto en largo y lanzamiento de bala. Sonrisas, entusiasmo, alegría, sana competencia y camaradería importaron más que el resultado final de las competencias.

Esta jornada de integración tienen dos objetivos principales: acercar el mundo de la discapacidad física, intelectual y sensorial a través de la práctica de actividades deportivas; y fomentar la integración y la participación social a través de la práctica deportiva entre el colectivo de personas con discapacidad y sin discapacidad.

El resultado del encuentro fue totalmente anecdótico. Casi nadie lo va a recordar. Sólo queda en el recuerdo la gran mañana vivida que culminó con un tercer tiempo al costado de la pista de atletismo entre alumnos, profesoras y padres.

 

FUENTE: Gaceta Marinera

© 2006 - 2017 DESARROLLADO POR DATTAWEB24.COM.AR - PUNTA ALTA
SE PERMITE LA UTILIZACIÓN TOTAL O PARCIAL DE LOS ARTÍCULOS SÓLO CITANDO LA FUENTE
BERNARDO DE IRIGOYEN 774 - 8109 - PUNTA ALTA
elrosalenio@elrosalenio.com.ar